lunes, 16 de diciembre de 2013

Asomándonos a la ruta (66)

zipline
 Los americanos son únicos para crear y recrear mitos que impregnan el imaginario colectivo. Uno de ellos es la famosa ruta 66, The main street of America, que cruzaba los States de Este a Oeste, descatalogada en 1985, pero recuperada en gran parte de su recorrido como un monumento a sí misma.



Nosotros la tomamos en Arizona, y aunque el contacto fue breve, nuestras retinas se impregnaron de imágenes cómo si de un museo vivo se tratara, donde lo nuevo parece viejo y lo viejo auténtico. Aqui os dejo un pequeño reportaje tomado al borde la ruta más famosa del mundo.

 
 Todas las casas, granjas, almacenes, depósitos y habitáculos. que bordean la ruta lucen orgullosas el emblema de la 66.  Algunos viejos moteles-gasolineras- tiendas testigos del desuso de la ruta, permanecen hoy cerradaos pero intactos, varados en el tiempo, quizá a la espera de su restauración para la nueva vida de turismo de carretera.
 

 En Williams,  una de las puertas de entrada para las visitas al Grand Canyon, pues está sólo a una hora en coche de distancia, muchos viven claramente de la parafernalia de la ruta. Tiendas, motivos, recuerdos... todo para los Adictos a la Ruta...

 


 La Zipline de Williams, con toda su apariencia retro de vieja atracción de feria, es un invento nuevo, fue inaugurada en junio de 2013.

 

 En Seligman , que se autoproclama lugar de nacimiento de la ruta 66, encontramos el Lilo's Café, típica cafetería de carretera americana, con fama de hacer  las mejores hamburguesas de la ruta. Y también una curiosa recreación de cómo sería el pueblo en los tiempos del Far West, como si fuera un mini parque temático gratuito que invita a detenerse en la ruta, con algunas piezas antiguas como el carro de la prisión o el molino de viento y algunas "creaciones" como el sheriff hecho con llantas, bidones  y otros elementos.
  Otro lugar de parada obligatoria es la tienda de Hackberry (Hackberry General Store), que se ha convertido en un auténtico museo de la ruta 66. Su colección de coches, señales, surtidores de gasolina etc. es de lo más curiosa.




 La vieja ruta 66 gozó de su propio estilo de publicidad, como los populares anuncios de la espuma de afeitar Burma-Shave, con poemas humorísticos cuyos versos se repartían secuencialmente en señales sucesivas.

Las excursiones en Harley por la ruta están al orden del día y son especialmente populares entre los turistas alemanes.
 Finalmente, a los que pasan actualmente por la ruta les gusta también dejar su huella o firma, en forma de pegatinas recordatorias de su ciudad, equipo, asociación etc. como vemos en el escaparate de uno de estos cafés de carretera.
 



5 comentarios:

  1. que bonito viaje por tan mítica ruta y que buenas las fotos!! enhorabuena, Lola!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marcelo! Me alegra que te gusten.Un abrazo!

      Eliminar
  2. Muy buen trabajo, macizo y completo. Te introduce claramente en el ambiente de la ruta 66, la edición es muy homogenea y parece adecuada al tema. Bien medido en su desarrollo, ni corto ni largo y con distintos planos que situan y narran muy bien el viaje por la ruta. En resumen Lola, me gusta mucho, felicitaciones por el pedazo de viaje y por el gran trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias Pedro, ya sabes lo que aprecio tu opinión! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Recomendable ver las fotos en formato pase de diapositivas. Clica la primera foto y ves siguiendo la ruta :)

    ResponderEliminar