domingo, 6 de noviembre de 2011

Practicando el retrato

Robado callejero, de corte cinematográfico, emulando el estilo de mi admirado Philip Lorca diCorcia

El velador de un bar funciona como estudio callejero improvisado, y el que pasa por allí, se convierte en actor involuntario. La luz potente del sur hace todo lo demás.

4 comentarios: